Issa M. Benítez Dueñas

Galerista

Ciudad de México

Artes visuales

Historiadora del arte por la Universidad Iberoamericana. Cursó la maestría en la Universidad Nacional Autónoma de México y el doctorado en la Universidad Carlos III de Madrid. Ha colaborado con diversas publicaciones internacionales especializadas. Además de la docencia e investigación centrada principalmente en cuestiones de arte contemporáneo, teoría e historiografía del arte ha dictado conferencias sobre estos temas en diversos foros, tanto académicos como institucionales. En 2004 fue directora del III Simposio Internacional de Teoría del Arte (SITAC) en la ciudad de México. Forma parte de la mesa directiva del PAC y hasta su desaparición fue miembro de CURARE, Espacio Crítico para las Artes en donde coordinó el Volumen 4 de la colección Hacia otra Historia del Arte en México (Disolvencias 1960-2000). Otros proyectos editoriales incluyen el libro Crónicas del Paraíso. Arte contemporáneo y sistema del arte en México y Ulises Carrión. Mundos personales o estrategias culturales. Bajo el sello editorial ephemera ediciones ha publicado libros de Muntadas, Jonathan Hernández, Luisa Lambri o Ignasi Aballí entre otros. Desde 2012 fundó y dirige la galería Proyecto Paralelo en la ciudad de México.

1. Balance del Conaculta

1.1. Tras 27 años de existencia, ha muerto, al menos jurídicamente, el Conaculta. ¿Cómo describirías su desempeño durante esos años?

Irregular y dirigida en todo momento por intereses políticos ajenos a la cultura, se manejó en gran medida como una agencia de publicidad para el gobierno de turno.

1.2. Si las hay, ¿cuál fue la mayor virtud del Conaculta?

El tener una institución atenta específicamente a temas culturales, con un presupuesto específico y con una atención particular a la creación contemporánea que no estaba siendo cubierta por el INBA y otros.

1.3. ¿Cuál fue, a tu juicio, el mayor defecto del Conaculta?

Su instrumentalización política, la falta de continuidad, la falta de autonomía con respecto a los gobiernos de turno. Se hicieron y deshicieron proyectos y programas solo porque los había propuesto el gobierno anterior, se desperdició dinero y esfuerzo. También la opacidad de sus intenciones y la falta de vinculación con el sector al que se supone que debía atender más allá del reparto de "premios" y favores.

1.4. ¿Cuál fue, en tu opinión, el momento más desafortunado del Conaculta?

Ha habido muchos pero recientemente los recortes a museos, los impagos, el empobrecimiento general del sistema cultural.

1.5. Si el Conaculta no hubiera existido, ¿la cultura mexicana sería hoy más pobre?

¿Por qué?

Porque a pesar de todo algunos de esos apoyos, algo de esa atención ha generado algo para alguien lo que es mejor que nada pero desde luego ni se trata de eso ni es suficiente.

1.6. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Víctor Flores Olea?

4

1.7. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sari Bermúdez?

2

1.8. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sergio Vela?

4

1.9. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Consuelo Sáizar?

5

1.10. De 1 al 10, ¿cómo calificas la (doble) gestión de Rafael Tovar y de Teresa?

4
 

2. Fondo Nacional para la Cultura y las Artes

2.1. ¿Has obtenido algún apoyo o beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes?

¿Cuál(es)?

Apoyo a Programas de Promoción Internacional (ayuda a galerías).

2.2. ¿El Sístema Nacional de Creadores de Arte es un programa eficaz?

No sé

¿Por qué?

No tengo elementos para opinar, es mejor que nada pero no se si está bien orientado. En mi opinión evita la profesionalización del artista. ¿No sería más interesante que se fomentara el coleccionismo de parte del estado y los museos para darle a los artistas una forma de vida y no una limosna en forma de beca?

2.3. A pesar de los mecanismos para que sean los creadores quienes elijan a los beneficiarios de las becas, ¿estos estímulos se distribuyen asimétricamente en el campo cultural? ¿Algunos grupos o creadores o regiones son privilegiados por encima de otros?

No sé

(En caso de que quieras agregar algún comentario)

A mí no me parece que sea tan asimétrico visto desde fuera pero mucha gente se queja de esto... en cualquier caso es inevitable que un grupo beneficie a sus afines, esta falta de diversidad es una de las faltas del FONCA y del CNCA.

2.4. A tu juicio, ¿este sistema de estímulos gubernamentales genera –voluntaria o involuntariamente– instancias de censura o autocensura?

No sé

¿Por qué?

Visto desde fuera no lo parece... desde luego no debería.

2.5. ¿Deberían el Fonca y sus programas de becas y apoyos permanecer intactos –o, aún más, fortalecidos– en la nueva Secretaría de Cultura?

¿Por qué?

Deberían revisarse, abrirse, ser más inclusivos y diversos, atender distintos tipos de creación y no sólo la que beneficia en un momento dado la imagen del país que quiere dar el gobierno, distribuirse más inteligentemente.
 

3. Secretaría de Cultura

3.1. ¿La nueva Secretaría de Cultura supone realmente un avance en términos institucionales, legales, enunciativos, respecto al Conaculta?

No

¿Por qué?

Pues porque parece que es la misma gata revolcada.... conceptualmente está bien tener autonomía y un presupuesto específico para la cultura que no dependa de la SEP, pero si no se utiliza bien entonces nada cambia.

3.2. Aún no existe una Ley General de Cultura que rija y guíe el funcionamiento de la nueva Secretaría. ¿De qué modo debería participar la comunidad de creadores en la definición de la Ley General de Cultura?

Activamente, deberían ser los primeros consultados, debería de aprovecharse la oportunidad para agrupar por sectores a los actores culturales y generar un diálogo en el que sea posible la negociación puntual, la definición de necesidades prioritarias, etc.

3.3. En tu opinión, ¿puede la Secretaría de Cultura desempeñar una función “positiva” con los recursos que se le asignan y al interior de un gobierno como el de Enrique Peña Nieto?

No

¿Por qué?

Porque igual que CNCA parece que es más una operación de marketing del gobierno que el el resultado de un genuino interés en la creación y la cultura. Porque la cultura no es el turismo, ni el deporte, ni el circo...porque la cultura no es decoración y todo indica que es por ahí que están planteando el asunto.

3.4. ¿Cuáles deberían ser, a tu juicio, las tres tareas principales de esta Secretaría?

A. Asignación de recursos para iniciativas culturales diversas, inclusivas, que reconozcan la multiplicidad de expresiones culturales que se reúnen en un país como México en términos de igualdad.
B. Promoción de esas mismas iniciativas de manera horizontal provocando el diálogo constructivo y el conocimiento mutuo.
C. Apoyo a iniciativas que aunque fuera del marco institucional generan cultura, diálogo, creación.

3.5. ¿Debería instrumentarse, desde la Secretaría de Cultura, una política cultural nacional, o convendría redistribuir los recursos y fomentar instituciones y políticas culturales regionales?

Tienen que trabajar en ambos sentidos, fomentar la producción cultural local, pero provocar también el intercambio de iniciativas interregionales para que se genere una cultura más compartida, una política cultural nacional solo puede ser una política cultural que reconozca la riqueza y diversidad de la producción cultural en México y que ponga todas las facilidades para el intercambio. Solo a partir de ahí se puede dibujar una idea de Cultura compartida por todos, no excluyente.

3.6. En tu opinión, ¿los recursos que solía disponer el Conaculta y que ahora dispone la Secretaría de Cultura se han distribuido de manera apropiada?

No

¿En qué ámbitos debería ponerse mayor atención?

En fomentar la profesionalización del sector y en generar patrimonio cultural con visión a largo plazo (creación y coleccionismo).

3.7. ¿Es pertinente y transparente el manejo de los recursos “etiquetados” que hace la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados?

No sé

¿Por qué?

No conozco el funcionamiento de esos recursos pero en general los dineros en este país nunca se manejan ni transparente ni pertinentemente.

3.8. ¿Qué consecuencias supondrá la separación del binomio, largamente inamovible, educación-cultura?

No creo que haya consecuencias graves en la medida en que el binomio parece haber funcionado más como etiqueta que en la práctica. Una de las más graves carencias del sistema educativo es precisamente su desapego a cualquier noción de cultura, la falta de una pedagogía en la que se articulen los conocimientos de todo tipo y que se reconozca la importancia de la cultura en general en la formación de las personas.

3.9. ¿De qué modo deberían colaborar la iniciativa privada y la Secretaría de Cultura?

En términos de igualdad y transparencia, como entidades complementarias que cumplen funciones distintas pero que se necesitan y se alimentan mutuamente. El no entender que la Cultura también genera economía es una de las más grandes cegueras del país, no porque haya que privilegiar el aspecto económico, pero si para reconocer el papel que juega la Cultura en tanto industria en el desarrollo del país.

3.10. La prioridad de la administración de Tovar y de Teresa parecería ser la llamada agenda digital. ¿Consideras que hay temas que deberían gozar de mayor atención? De ser así, enuméralos a continuación.

A. Dotación de recursos a las instituciones públicas dedicadas a la cultura para su correcta operación.
B. Transparencia y eficiencia en la gestión cultural tanto pública como privada.
C. Plan de fomento y conservación del Patrimonio de cara al futuro, tomando en cuenta que la creación contemporánea será la historia del mañana.
 

4. Legislación

4.1. ¿Qué aspectos sería deseable que recogiera la Ley General de Cultura? De ser posible, enumera tres que consideres prioritarios.

A. Transparencia y eficiencia en la gestión cultural tanto pública como privada.
B. Ley de mecenazgo y mecanismos de colaboración cultural entre lo público y lo privado.
C. Transparencia en el manejo de presupuestos públicos y distribución de recursos equitativa y justa.

4.2. ¿Crees que las bases de esta ley deberían ser objeto de una consulta nacional?

No

4.3. ¿Te parece que la nueva legislación alterará la estabilidad laboral que tienen hasta el momento los trabajadores sindicalizados del sector?

No sé

4.5. ¿Consideras que la ley debe ofrecer mejores condiciones para los trabajadores no sindicalizados, es decir, para todos los que realizan tareas dentro de las instituciones bajo el llamado Capítulo 3000 (de “servicios generales”)?

No sé

¿Y en qué deberían traducirse esas mejoras?

 

5. Generales

5.1. ¿En qué medida y bajo qué parámetros la cultura puede ser utilizada para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos? ¿En verdad la cultura puede regenerar el “tejido social”, como se repite insistentemente?

La cultura no es algo externo al tal "tejido social", la cultura sucede ya y todo el tiempo...lo que la sociedad necesita son foros y espacios diversos donde hacerse conscientes de esto, y eso empieza en las escuelas y termina en los museos y las salas de conciertos. Se necesita una visión amplia de las culturas y un sistema que permita el intercambio y reconocimiento entre las mismas.

5.2. El acceso a la cultura está reconocido como un derecho humano. ¿Qué debería hacer el Estado mexicano para que esto se cumpla? ¿Cómo hacer llegar la cultura a la mayor cantidad posible de mexicanos? Pero ¿acaso la cultura debe ser “llevada” a los ciudadanos?

La cultura no es algo que se "lleve" a ningún lado, sino algo que se genera en distintos contextos y que se manifiesta de muy diversas formas en esos contextos, la ciudadanía en todo caso necesita los espacios físicos y mentales en los que relacionarse con su cultura y con la de los otros, toda esta diversidad de culturas necesita un mínimo reconocimiento y un espacio de libertad en el que poder existir y desarrollarse.

5.3. ¿Debería conducirse la gestión cultural de acuerdo con una lógica empresarial? ¿O debería mantenerse el ámbito de la cultura a salvo de los índices de productividad y demás marcadores económicos?

No hay una sola fórmula, hay ciertas manifestaciones culturales que funcionan dentro de una lógica empresarial eficiente y no dejan de ser cultura, cada manifestación tiene que entender qué es lo que necesita para existir y en qué términos quiere hacerlo, que tan cerca o lejos del mercado y de los índices que se mencionan en la pregunta. El mercado no es negativo en si mismo, lo que es peligroso es que alguien crea que es el único parámetro para evaluar la cultura.

5.4. De acuerdo con la encuesta de consumo cultural, en 2015 el 91% de los mexicanos no asistió a un solo evento cultural creado por un artista mexicano; el 86% no ha pisado jamás un museo, y el 62% nunca ha entrado a un espacio cultural –una casa de cultura, una biblioteca, un teatro. ¿De qué modo democratizar el acceso a la cultura?

No es un problema de democratización, las bibliotecas, los teatros y los museos están ahí y quien quiera puede ir. Es un problema en gran medida económico (cuestión de prioridades en un país en el que la mayoría está sumida en la pobreza) y también de visión. Tampoco se puede pensar que ir a un espacio cultural es la única forma de "consumir cultura"...la cultura no sólo se consume, también se produce de muchas formas y no reconocer esto es una de las mayores carencias de este país. Es decir el no ir a una biblioteca no significa no tener cultura...

5.5. El Conaculta y, ahora, la Secretaría de Cultura nacieron en regímenes neoliberales. ¿Han implementado una política cultural de “derecha”? ¿Existe tal cosa como una política cultural de “izquierda”? ¿Cuáles serían sus características?

Esta división es falaz: ¿la cultura de izquierda sería gratis para todos? Lo que es de izquierda o de derecha es la instrumentalización de la cultura, la manera en que se utiliza para fomentar una visión particular del Estado, en cualquier caso siempre es demagógico. Una vez más lo que debe de prevalecer es la diversidad cultural y el reconocimiento de su derecho a existir.

5.6. ¿Consideras que el papel del Estado frente a las industrias culturales debe ser más activo, en tanto que se regule con más claridad su participación en la vida pública frente a los medios tradicionales del arte?

El Estado debe de entender la importancia de las industrias culturales, trabajar con ellas de manera transparente y productiva pues finalmente tendrán un papel en la conformación de la conciencia colectiva compartida por todos, en la manera en que nos vemos hacia adentro y nos proyectamos hacia afuera. Pero esta transparencia tiene que reflejarse también hacia adentro de las estructuras del Estado y de sus instituciones.