Jaime Sampietro

Guionista de cine

Ciudad de México

Cine

1. Balance del Conaculta

1.1. Tras 27 años de existencia, ha muerto, al menos jurídicamente, el Conaculta. ¿Cómo describirías su desempeño durante esos años?

El CONACULTA tuvo un desempeño satisfactorio.

1.2. Si las hay, ¿cuál fue la mayor virtud del Conaculta?

El apoyo a los creadores mexicanos.

1.3. ¿Cuál fue, a tu juicio, el mayor defecto del Conaculta?

La burocratización de la cultura, los directores como Tovar y de Teresa y Sáizar y la CORRUPCIÓN.

1.4. ¿Cuál fue, en tu opinión, el momento más desafortunado del Conaculta?

El sexenio de Felipe Calderón.

1.5. Si el Conaculta no hubiera existido, ¿la cultura mexicana sería hoy más pobre?

No

¿Por qué?

Porque la cultura es y la hace el pueblo.

1.6. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Víctor Flores Olea?

4

1.7. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sari Bermúdez?

3

1.8. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sergio Vela?

3

1.9. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Consuelo Sáizar?

1

1.10. De 1 al 10, ¿cómo calificas la (doble) gestión de Rafael Tovar y de Teresa?

1
 

2. Fondo Nacional para la Cultura y las Artes

2.1. ¿Has obtenido algún apoyo o beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes?

No

2.2. ¿El Sístema Nacional de Creadores de Arte es un programa eficaz?

¿Por qué?

Porque ayuda a los intelectuales a financiar su proyecto.

2.3. A pesar de los mecanismos para que sean los creadores quienes elijan a los beneficiarios de las becas, ¿estos estímulos se distribuyen asimétricamente en el campo cultural? ¿Algunos grupos o creadores o regiones son privilegiados por encima de otros?

No sé

2.4. A tu juicio, ¿este sistema de estímulos gubernamentales genera –voluntaria o involuntariamente– instancias de censura o autocensura?

No

¿Por qué?

2.5. ¿Deberían el Fonca y sus programas de becas y apoyos permanecer intactos –o, aún más, fortalecidos– en la nueva Secretaría de Cultura?

¿Por qué?

México necesita más intelectuales críticos y es deber del gobierno federal apoyarlos sin cooptarlos ni corromperlos.
 

3. Secretaría de Cultura

3.1. ¿La nueva Secretaría de Cultura supone realmente un avance en términos institucionales, legales, enunciativos, respecto al Conaculta?

No

¿Por qué?

La Secretaría de Cultura es mucho más onerosa que el CONACULTA: representa un mayor gasto en burocracia y no un mayor apoyo a los artistas / intelectuales mexicanos.

3.2. Aún no existe una Ley General de Cultura que rija y guíe el funcionamiento de la nueva Secretaría. ¿De qué modo debería participar la comunidad de creadores en la definición de la Ley General de Cultura?

Activamente.

3.3. En tu opinión, ¿puede la Secretaría de Cultura desempeñar una función “positiva” con los recursos que se le asignan y al interior de un gobierno como el de Enrique Peña Nieto?

No

¿Por qué?

El presupuesto de la Secretaría de Cultura del gobierno de Peña Nieto es mediocre y poco transparente.

3.4. ¿Cuáles deberían ser, a tu juicio, las tres tareas principales de esta Secretaría?

A. Fomentar la cultura.
B. Difundir la cultura.
C. Apoyar financieramente a los creadores de cultura.

3.5. ¿Debería instrumentarse, desde la Secretaría de Cultura, una política cultural nacional, o convendría redistribuir los recursos y fomentar instituciones y políticas culturales regionales?

Deberían de fomentarse instituciones y políticas culturales regionales.

3.6. En tu opinión, ¿los recursos que solía disponer el Conaculta y que ahora dispone la Secretaría de Cultura se han distribuido de manera apropiada?

No

¿En qué ámbitos debería ponerse mayor atención?

En mejorar el nivel de la cultura en México.

3.7. ¿Es pertinente y transparente el manejo de los recursos “etiquetados” que hace la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados?

No

¿Por qué?

3.8. ¿Qué consecuencias supondrá la separación del binomio, largamente inamovible, educación-cultura?

Esto lo sabremos dentro de 50 años.

3.9. ¿De qué modo deberían colaborar la iniciativa privada y la Secretaría de Cultura?

De ninguno: no deben confundirse ni mezclarse.
 

4. Legislación

4.2. ¿Crees que las bases de esta ley deberían ser objeto de una consulta nacional?

No sé

4.3. ¿Te parece que la nueva legislación alterará la estabilidad laboral que tienen hasta el momento los trabajadores sindicalizados del sector?

No sé

4.5. ¿Consideras que la ley debe ofrecer mejores condiciones para los trabajadores no sindicalizados, es decir, para todos los que realizan tareas dentro de las instituciones bajo el llamado Capítulo 3000 (de “servicios generales”)?

No sé

¿Y en qué deberían traducirse esas mejoras?

 

5. Generales

5.1. ¿En qué medida y bajo qué parámetros la cultura puede ser utilizada para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos? ¿En verdad la cultura puede regenerar el “tejido social”, como se repite insistentemente?

La cultura es para mejorar la calidad de vida en sí.

5.2. El acceso a la cultura está reconocido como un derecho humano. ¿Qué debería hacer el Estado mexicano para que esto se cumpla? ¿Cómo hacer llegar la cultura a la mayor cantidad posible de mexicanos? Pero ¿acaso la cultura debe ser “llevada” a los ciudadanos?

Que los museos sean gratis siempre, más educación que desarrolle el pensamiento crítico, acceso a más clases de artes para todos.

5.3. ¿Debería conducirse la gestión cultural de acuerdo con una lógica empresarial? ¿O debería mantenerse el ámbito de la cultura a salvo de los índices de productividad y demás marcadores económicos?

No. Todo lo contrario.

5.4. De acuerdo con la encuesta de consumo cultural, en 2015 el 91% de los mexicanos no asistió a un solo evento cultural creado por un artista mexicano; el 86% no ha pisado jamás un museo, y el 62% nunca ha entrado a un espacio cultural –una casa de cultura, una biblioteca, un teatro. ¿De qué modo democratizar el acceso a la cultura?

Subiendo el nivel educativo y combatiendo la pobreza se democratiza el acceso a la cultura.

5.5. El Conaculta y, ahora, la Secretaría de Cultura nacieron en regímenes neoliberales. ¿Han implementado una política cultural de “derecha”? ¿Existe tal cosa como una política cultural de “izquierda”? ¿Cuáles serían sus características?

La privatización de la cultura --y de los espacios públicos-- son características de una política cultural de "derecha". Una política cultural de izquierda debería democratizar el acceso a la cultura para todos, cuidar el nivel cultural del país y no censurar a los artistas.

5.6. ¿Consideras que el papel del Estado frente a las industrias culturales debe ser más activo, en tanto que se regule con más claridad su participación en la vida pública frente a los medios tradicionales del arte?

¿A qué se refieren con industrias culturales?