Rocío Cárdenas Pacheco

Curadora, investigadora en arte contemporáneo y crítica de arte

Monterrey

Artes visuales

Investigadora en Arte Contemporáneo. Monterrey Nuevo León, México 1975. Periodista, crítica de arte, curadora, museógrafa e investigadora en Arte Contemporáneo. Sus ejes de investigación vinculan relaciones y prácticas artísticas a los contextos políticos, identitarios y generación/reconstrucción de archivos. Cuenta con un libro publicado bajo el título: “El arte contemporáneo revisitado en Monterrey. Los mensajes del presente y del pasado nos llegan demasiado tarde” realizado gracias a la beca FINANCIARTE 2009 (otorgado por el CONARTE) y publicado por la Dirección de Publicaciones de la UANL, Universidad Autónoma de Nuevo León en el año 2011.

1. Balance del Conaculta

1.1. Tras 27 años de existencia, ha muerto, al menos jurídicamente, el Conaculta. ¿Cómo describirías su desempeño durante esos años?

El CONACULTA ha tenido luces y sombras en su desarrollo administrativo. Durante su primera época de finales de la década de los ochenta y principios de los noventa el CONACULTA desarrolló proyectos relacionados a dar a conocer y difundir un nuevo modelo cultural adaptado a las políticas neoliberales. Desde mediados de los noventa el CONACULTA empezó a trabajar proyectos relacionados a establecer ciertos grados de especialidad en la producción de las Artes Visuales y desde la administración de Sari Bermúdez vive una época de crisis y ha regresado a políticas caducas del pasado.

1.2. Si las hay, ¿cuál fue la mayor virtud del Conaculta?

La mayor virtud del CONACULTA es funcionar como una institución que congrega creadores(as) de diferentes niveles de especialidad. Reconociendo la trayectoria de artistas y productores visuales de todo el país. Sin importar su formación o sus grados académicos congregando y permitiendo generar discusiones de procesos de creación que abarcan diferentes campos: conceptuales, académicos, de compromiso con la producción, calidad de las obras entre otros aspectos. Además estos convenios y redes se forman entre artistas de diferentes partes de México.

1.3. ¿Cuál fue, a tu juicio, el mayor defecto del Conaculta?

El mayor defecto del CONACULTA es que al depender casi en su totalidad de la decisión del presidente en turno. No se abrió nunca a procesos democráticos para establecer quien podía ser su líder en turno. Eso hizo que a lo largo de su historia sus miradas en algunas ocasiones estuvieron centradas en intereses totalmente ajenos al desarrollo de proyectos y programas culturales que apostaran por nuevas plataformas, ejercicios de gestión y vinculación más amplios a la verticalidad del “gran público”.

1.4. ¿Cuál fue, en tu opinión, el momento más desafortunado del Conaculta?

Creo que el momento mas desafortunado del CONACULTA fue la época foxista con Sari Bermúdez al frente.

1.5. Si el Conaculta no hubiera existido, ¿la cultura mexicana sería hoy más pobre?

No

¿Por qué?

En CONACULTA es un referente importante de la cultura en México. Gracias a su existencia ha sido posible fortalecer programas, proyectos y trayectorias de artistas visuales y de diferentes áreas de creación (música, teatro, literatura) entre otros. En palabras de Cesar Espinosa y Araceli Zúñiga: “ la hegemonía e ideología del CONACULTA ha sido variopinta y móvil. Desde los impuestos a los libros (época foxista) hasta el apoyo a campañas de difusión turística en diferentes partes de México en ferias internacionales refrendando desde la presidencia de la república las urgencias en visibilidad y hegemónica cultural que se debían proyectar hacia el extranjero" (Zúñiga, Espinosa, 2002).

1.6. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Víctor Flores Olea?

8

1.7. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sari Bermúdez?

3

1.8. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sergio Vela?

6

1.9. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Consuelo Sáizar?

9

1.10. De 1 al 10, ¿cómo calificas la (doble) gestión de Rafael Tovar y de Teresa?

8
 

2. Fondo Nacional para la Cultura y las Artes

2.1. ¿Has obtenido algún apoyo o beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes?

¿Cuál(es)?

He obtenido diferentes apoyos en becas por parte del CONARTE Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León FINANCIARTE 2007, FINANCIARTE 2009 y FINANCIARTE 2015.

2.2. ¿El Sístema Nacional de Creadores de Arte es un programa eficaz?

¿Por qué?

Sí porque reúne la experiencias de creadores(as) de experiencia y trayectoria que pueden apoyar a jóvenes creadores(as) emergentes. Aún con sus problemas y contubernios.

2.3. A pesar de los mecanismos para que sean los creadores quienes elijan a los beneficiarios de las becas, ¿estos estímulos se distribuyen asimétricamente en el campo cultural? ¿Algunos grupos o creadores o regiones son privilegiados por encima de otros?

2.4. A tu juicio, ¿este sistema de estímulos gubernamentales genera –voluntaria o involuntariamente– instancias de censura o autocensura?

¿Por qué?

Pero recuperando un poco el texto de José Luis Barrios respecto a las capitales “parte importante de estos nuevos centros de cultura y de desarrollo turístico del país responden a las retóricas de los espacios. Es interesante comprobar como el nacimiento y el desarrollo de estos nuevos espacios reflejan la división cultural y económica del país: Monterrey, Tijuana, Oaxaca, Puebla y Guadalajara” (Barrios, 2004). Ensayo: "Los descentramientos del arte contemporáneo: de los espacios alternativos a las nuevas capitales". Libro: "Hacia otra historia del arte en México", Benítez, Issa María, (coordinadora), CONACULTA Ciudad de México (2004).

2.5. ¿Deberían el Fonca y sus programas de becas y apoyos permanecer intactos –o, aún más, fortalecidos– en la nueva Secretaría de Cultura?

No

¿Por qué?

Deberían someterse a cambios, adaptaciones y nuevas maneras de generar cultural ante los cambios que ha sufrido el país en años recientes. El primero establecer modelos más democráticos de comunicación entre los directivos y los artistas.
 

3. Secretaría de Cultura

3.1. ¿La nueva Secretaría de Cultura supone realmente un avance en términos institucionales, legales, enunciativos, respecto al Conaculta?

No

¿Por qué?

Más bien se trata de un retroceso. Una domesticación y adecuación al sometimiento de las decisiones ajenas a la cultura (en este caso de otras dependencias del mismo gobierno o de la presidencia de la república en caso de que tenga algún interés en la cultura o el desarrollo cultural en el país). Nuestro país desde la época vasconcelista ha destacado sobre todo a nivel administración federal de construir un Estado fuerte que privilegia modelos de difusión cultural que no solo abarcan lo artístico sino la consolidación de pensamientos dominantes en relación a la cultura.

3.2. Aún no existe una Ley General de Cultura que rija y guíe el funcionamiento de la nueva Secretaría. ¿De qué modo debería participar la comunidad de creadores en la definición de la Ley General de Cultura?

Considero que sería un buen ejercicio establecer sistemas de consulta más democráticos, realizar mesas de diálogo, referéndums. Abrir la administración cultural no solo a las cuestiones administrativas sino pensar en que los creadores también se han especializado a lo largo de los años. No están solamente para entretener, vincular la cultura al proyecto de difusión en turno del Estado nación y embellecer las salas de los museos con pinturas.

3.3. En tu opinión, ¿puede la Secretaría de Cultura desempeñar una función “positiva” con los recursos que se le asignan y al interior de un gobierno como el de Enrique Peña Nieto?

¿Por qué?

Porque México es un país con una presencia cultural muy importante para la configuración, tránsito e intercambio con los demás países en Latinoamérica. Su papel no solo es geográfico sino referencial y ejerce una fuerza importante en la investigación académica de las artes, la generación de conocimiento, la difusión de nuevas tendencias y el posicionamiento de áreas de exposiciones que tienen muchas ramificaciones más allá de “cumplir con las expectativas de los programas culturales del presidente en turno”.

3.4. ¿Cuáles deberían ser, a tu juicio, las tres tareas principales de esta Secretaría?

A. Reestructuración de las áreas de comunicación. Medidas horizontales e inclusivas para todos los sectores de producción cultural.
B. Transparencia en la gestión y administración de los recursos.
C. Democratización en procesos de difusión, gestión y administración para generar espacios menos centralistas y maniqueos con respecto a la creación de políticas culturales. GENERAR CONSEJOS de gremios con presencias especificas en cada area de creación. Padrones de artistas, consultas continuas.

3.5. ¿Debería instrumentarse, desde la Secretaría de Cultura, una política cultural nacional, o convendría redistribuir los recursos y fomentar instituciones y políticas culturales regionales?

Definitivamente sí. Especialmente apostarle a nuevas infraestructuras culturales en espacios sociales marginales y azotados por la violencia, la desaparición forzada y el desplazamiento debido a la presencia de los grupos de narcotraficantes y el crimen organizado en diferentes partes del país: Michoacán, Oaxaca, Tamaulipas, Chihuahua, entre otros.

3.6. En tu opinión, ¿los recursos que solía disponer el Conaculta y que ahora dispone la Secretaría de Cultura se han distribuido de manera apropiada?

No

¿En qué ámbitos debería ponerse mayor atención?

En ámbitos de difusión y construcción de nuevas comunidades culturales que necesitan procesos de difusión y acercamiento a la cultura en espacios de violencia y marginación.

3.7. ¿Es pertinente y transparente el manejo de los recursos “etiquetados” que hace la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados?

No sé

¿Por qué?

3.8. ¿Qué consecuencias supondrá la separación del binomio, largamente inamovible, educación-cultura?

Creo que sería pertinente, especialmente debido a que en estos momentos el país está enfrentando una serie de reformas que tienen como epicentro los intereses neoliberales y de privatización educativa.

3.9. ¿De qué modo deberían colaborar la iniciativa privada y la Secretaría de Cultura?

Sería importante que así sea. Especialmente mediante sistemas de administración de recurso de manera transparente.

3.10. La prioridad de la administración de Tovar y de Teresa parecería ser la llamada agenda digital. ¿Consideras que hay temas que deberían gozar de mayor atención? De ser así, enuméralos a continuación.

A. Comunicación directa y horizontal con el público en general y con los creadores.
B. Difusión y apertura ante los procesos administrativos de recursos públicos y privados.
 

4. Legislación

4.1. ¿Qué aspectos sería deseable que recogiera la Ley General de Cultura? De ser posible, enumera tres que consideres prioritarios.

A. Descentralización de los espacios de producción. Expansión y búsqueda de nuevos entornos de producción cultural.
B. Apoyo a los programas culturales en comunidades marginadas y azotadas por la violencia.
C. Apertura de los procesos de gestión, difusión y generación de nuevas políticas culturales.

4.2. ¿Crees que las bases de esta ley deberían ser objeto de una consulta nacional?

4.3. ¿Te parece que la nueva legislación alterará la estabilidad laboral que tienen hasta el momento los trabajadores sindicalizados del sector?

No

4.5. ¿Consideras que la ley debe ofrecer mejores condiciones para los trabajadores no sindicalizados, es decir, para todos los que realizan tareas dentro de las instituciones bajo el llamado Capítulo 3000 (de “servicios generales”)?

¿Y en qué deberían traducirse esas mejoras?

En la posibilidad de que los sindicatos dejaran de obstaculizar la contratación de personal especializado para los museos, espacios culturales y areas administrativas.
 

5. Generales

5.1. ¿En qué medida y bajo qué parámetros la cultura puede ser utilizada para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos? ¿En verdad la cultura puede regenerar el “tejido social”, como se repite insistentemente?

Puede ser una herramienta valiosa. Pero no la única. Mientras el Estado no aminore sus políticas de acción y represión violenta sobre la comunidad pues es imposible pensar que factores culturales o programas relacionados "arreglen" o mejoren la situación de las víctimas de este país.

5.2. El acceso a la cultura está reconocido como un derecho humano. ¿Qué debería hacer el Estado mexicano para que esto se cumpla? ¿Cómo hacer llegar la cultura a la mayor cantidad posible de mexicanos? Pero ¿acaso la cultura debe ser “llevada” a los ciudadanos?

La cultura es una serie de aspectos que se van conformando dependiendo las necesidades, la ideología y la forma de vida de cada grupo humanos. Podemos tener ciertos programas que apoyen a llevar la cultura (en términos tan abstractos) me resulta complicado explicarme pero en particular creo que depende muchísimo de la visión y apertura hacia aceptar cualquier tipo de cultura: la cultura del narco, la cultura del crimen o la cultura de la violencia. Las preguntas pertinentes en este sentido serían: ¿de qué manera los aspectos culturales en nuestro país conviven? ¿Cómo se alimentan unos sectores de otros? Y ¿de qué manera actuar ante este panorama tan incongruente y violento?

5.3. ¿Debería conducirse la gestión cultural de acuerdo con una lógica empresarial? ¿O debería mantenerse el ámbito de la cultura a salvo de los índices de productividad y demás marcadores económicos?

Es imposible que la cultura no actúe dentro de los márgenes de una política de mercado neoliberal. Y además debemos reconocer que CONACULTA nació de una iniciativa neoliberal. Debería hacerse de manera transparente y buscar un equilibrio entre aspectos democráticos de acceso a la cultura.

5.4. De acuerdo con la encuesta de consumo cultural, en 2015 el 91% de los mexicanos no asistió a un solo evento cultural creado por un artista mexicano; el 86% no ha pisado jamás un museo, y el 62% nunca ha entrado a un espacio cultural –una casa de cultura, una biblioteca, un teatro. ¿De qué modo democratizar el acceso a la cultura?

Creo que tiene que ver con reconocer la comunidades que se han conformado a partir de este estado violento, que desde el año 2000 se ha patentizado en México. Actuar sobre ciertos sectores que necesitan procesos más amplios de reconocimiento cultural y de apoyo para el acceso a las necesidades básicas de vida sería lo primero. Antes que pensar en la cultura como un bien que solo necesita visitantes y consumidores.

5.5. El Conaculta y, ahora, la Secretaría de Cultura nacieron en regímenes neoliberales. ¿Han implementado una política cultural de “derecha”? ¿Existe tal cosa como una política cultural de “izquierda”? ¿Cuáles serían sus características?

Dadas las circunstancias que vivimos en nuestro país a nivel político creo que es dificil pensar en que una política de izquierda sea posible o relevante en estos momentos. Creo que sería más conveniente analizar lo anterior en términos de apertura a los recursos humanísticos que pueden aportar ciertas miradas sin volverlos de derecha o de izquierda. Pensando en términos de generar ciudadanía.

5.6. ¿Consideras que el papel del Estado frente a las industrias culturales debe ser más activo, en tanto que se regule con más claridad su participación en la vida pública frente a los medios tradicionales del arte?

Si, debería tener un papel más integral y de apertura especialmente a la generación de nuevos públicos. Sobre los medios tradicionales de arte creo que seria bueno que se regulen los apoyos de una manera más clara y encaminada a tener diferentes ámbitos de acción no solo los que están abocados a acudir a los museos, las salas de conciertos o las galerías.