Erick Vázquez

Ensayista

Monterrey

Literatura

En el 2000 recibió una beca del Centro de Escritores de Nuevo León. Premio Nacional de Literatura para la Crítica de Artes Plásticas Luis Cardoza y Aragón 2002. Ha publicado en catálogos de arte contemporáneo y en diversas revistas como Tierra Adentro, Luvina, Art Nexus, Crítica y Replicante. Columnista del periódico cultural “Pola”. En el 2009 publicó “La Naturaleza de la memoria” en el Fondo Editorial Tierra Adentro. Editor del Fanzine “El Programa” desde 2013.

1. Balance del Conaculta

1.1. Tras 27 años de existencia, ha muerto, al menos jurídicamente, el Conaculta. ¿Cómo describirías su desempeño durante esos años?

Irregular. No conocí el medio cultural antes de la existencia del Conaculta, pero me parece que ha sido mucho mejor a que no hubiera habido nada.

1.2. Si las hay, ¿cuál fue la mayor virtud del Conaculta?

La actividad editorial, sin duda. En segundo lugar, el apoyo a la producción.

1.3. ¿Cuál fue, a tu juicio, el mayor defecto del Conaculta?

La corrupción y el exceso de burocratización.

1.4. ¿Cuál fue, en tu opinión, el momento más desafortunado del Conaculta?

No estoy seguro si la administración de Sari Bermúdez o la de Sergio Vela.

1.5. Si el Conaculta no hubiera existido, ¿la cultura mexicana sería hoy más pobre?

¿Por qué?

Porque no hay un mercado cultural sano y robusto y esto hace que los productores dependan mucho de apoyos estatales y federales.

1.7. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sari Bermúdez?

3

1.8. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Sergio Vela?

3

1.9. Del 1 al 10, ¿cómo calificas la gestión de Consuelo Sáizar?

8

1.10. De 1 al 10, ¿cómo calificas la (doble) gestión de Rafael Tovar y de Teresa?

8
 

2. Fondo Nacional para la Cultura y las Artes

2.1. ¿Has obtenido algún apoyo o beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes?

No

2.2. ¿El Sístema Nacional de Creadores de Arte es un programa eficaz?

No sé

¿Por qué?

Porque, por un lado, sí, hay trabajo artístico importante que se ha hecho por gente muy talentosa, sin embargo, considerando la cantidad de recursos que se han destinado, creo que el balance final es pobre en cuestión de resultados.

2.3. A pesar de los mecanismos para que sean los creadores quienes elijan a los beneficiarios de las becas, ¿estos estímulos se distribuyen asimétricamente en el campo cultural? ¿Algunos grupos o creadores o regiones son privilegiados por encima de otros?

(En caso de que quieras agregar algún comentario)

Sí, sin duda, los apoyos se destinan al centro en su mayor parte, pero esto puede ser una consecuencia de la migración a la CDMX.

2.4. A tu juicio, ¿este sistema de estímulos gubernamentales genera –voluntaria o involuntariamente– instancias de censura o autocensura?

No

¿Por qué?

No creo. Al parecer esta era la intención al crear el Conaculta, y sí es cierto que los artistas podrían sentirse en deuda porque están recibiendo estímulos del gobierno, si es que los artistas no toman en cuenta que se trata de recursos públicos, pero los artistas que van a ser críticos lo van a ser de todas maneras.

2.5. ¿Deberían el Fonca y sus programas de becas y apoyos permanecer intactos –o, aún más, fortalecidos– en la nueva Secretaría de Cultura?

¿Por qué?

Sí, por lo que ya he dicho anteriormente, porque no hay un mercado cultural sano y robusto, y esto hace que los productores dependan mucho de apoyos estatales y federales.
 

3. Secretaría de Cultura

3.1. ¿La nueva Secretaría de Cultura supone realmente un avance en términos institucionales, legales, enunciativos, respecto al Conaculta?

No sé

¿Por qué?

No tengo idea de cómo está constituida.

3.2. Aún no existe una Ley General de Cultura que rija y guíe el funcionamiento de la nueva Secretaría. ¿De qué modo debería participar la comunidad de creadores en la definición de la Ley General de Cultura?

De manera activa, en las mesas de trabajo con la legislatura.

3.3. En tu opinión, ¿puede la Secretaría de Cultura desempeñar una función “positiva” con los recursos que se le asignan y al interior de un gobierno como el de Enrique Peña Nieto?

¿Por qué?

Porque Peña Nieto no se interesa en cómo funciona la cultura, y eso irónicamente puede proporcionar cierto margen de maniobra, si es que se legisla adecuadamente.

3.4. ¿Cuáles deberían ser, a tu juicio, las tres tareas principales de esta Secretaría?

A. Apoyar la producción.
B. Instaurar mejores circuitos de distribución.
C. Hacer alianzas con el sector privado.

3.5. ¿Debería instrumentarse, desde la Secretaría de Cultura, una política cultural nacional, o convendría redistribuir los recursos y fomentar instituciones y políticas culturales regionales?

Redistribuir los recursos y fomentar instituciones y políticas culturales regionales. Descentralizar siempre, en nuestra realidad nacional, es la vía.

3.6. En tu opinión, ¿los recursos que solía disponer el Conaculta y que ahora dispone la Secretaría de Cultura se han distribuido de manera apropiada?

No sé

¿En qué ámbitos debería ponerse mayor atención?

En la descentralización.

3.7. ¿Es pertinente y transparente el manejo de los recursos “etiquetados” que hace la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados?

No

¿Por qué?

Porque no tenemos ni idea de cómo se gastan.

3.8. ¿Qué consecuencias supondrá la separación del binomio, largamente inamovible, educación-cultura?

No sé.

3.9. ¿De qué modo deberían colaborar la iniciativa privada y la Secretaría de Cultura?

Para apoyar la producción, de tal manera que haya una producción sustentada mayormente por el Estado, y que convenga a intereses económicos del sector privado, así soñando, a la larga se producirían alianzas entre productores y posibles compradores.
 

4. Legislación

4.1. ¿Qué aspectos sería deseable que recogiera la Ley General de Cultura? De ser posible, enumera tres que consideres prioritarios.

A. Música
B. Cine

4.2. ¿Crees que las bases de esta ley deberían ser objeto de una consulta nacional?

No

4.3. ¿Te parece que la nueva legislación alterará la estabilidad laboral que tienen hasta el momento los trabajadores sindicalizados del sector?

4.5. ¿Consideras que la ley debe ofrecer mejores condiciones para los trabajadores no sindicalizados, es decir, para todos los que realizan tareas dentro de las instituciones bajo el llamado Capítulo 3000 (de “servicios generales”)?

No sé

¿Y en qué deberían traducirse esas mejoras?

 

5. Generales

5.1. ¿En qué medida y bajo qué parámetros la cultura puede ser utilizada para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos? ¿En verdad la cultura puede regenerar el “tejido social”, como se repite insistentemente?

En principio sí, porque cuando un escritor o músico responde por la realidad de su localidad sus temas interesan a sus semejantes y vecinos. ¿Por qué no sucede así? En parte porque la producción, al ser subvencionada por el Estado o la iniciativa privada, le da al artista la posibilidad de aislarse y producir de acuerdo a realidades ajenas, europeas, etc.

5.2. El acceso a la cultura está reconocido como un derecho humano. ¿Qué debería hacer el Estado mexicano para que esto se cumpla? ¿Cómo hacer llegar la cultura a la mayor cantidad posible de mexicanos? Pero ¿acaso la cultura debe ser “llevada” a los ciudadanos?

No se trataría de que la cultura debiese ser llevada al mayor número de mexicanos posible, más bien de que llegue a los que va dirigida. Por ejemplo, una película o un libro de poemas que refleje una cierta realidad de Oaxaca no necesariamente implica que haya que gastar un montón de recursos para distribuirla en todo el país.

5.3. ¿Debería conducirse la gestión cultural de acuerdo con una lógica empresarial? ¿O debería mantenerse el ámbito de la cultura a salvo de los índices de productividad y demás marcadores económicos?

Eso sería un error, porque los efectos de una producción artística son imposibles de medir con esos índices. A veces pasan décadas antes de que un escritor o artista sea propiamente integrado a la sociedad.

5.4. De acuerdo con la encuesta de consumo cultural, en 2015 el 91% de los mexicanos no asistió a un solo evento cultural creado por un artista mexicano; el 86% no ha pisado jamás un museo, y el 62% nunca ha entrado a un espacio cultural –una casa de cultura, una biblioteca, un teatro. ¿De qué modo democratizar el acceso a la cultura?

Bueno, esas encuestas de consumo ya ni deberían ser válidas, porque no reflejan nada. Yo soy ensayista y tengo años de no pisar una biblioteca; los teatros que conozco que son interesantes en el sentido de que producen obras originales de autores mexicanos son proyectos que no se mueven en los teatros establecidos por el Estado. ¿De qué modo democratizar el acceso a la cultura? Se podría empezar por apoyar con mayor contundencia esos pequeños proyectos, no para hacerlos más grandes, pero sí para hacerlos sustentables o mejor distribuidos, registrados, etc.